Dación en pago en el código de buenas prácticas

A pesar que la figura de la dación en pago no presenta rango de ley, ha sido incluida en este sistema voluntario al cual adhieren las entidades financieras denominado código de buenas prácticas, el cual ha sido aprobado mediante real decreto.

Resulta fundamental tener en cuenta las diversas medidas comprendidas en el código que permiten que las familias opten por una serie de alternativas a la hora de presentarse una dificultad para hacer frente a las cuotas de sus hipotecas.

Es que como primer paso, se deberán llevar a cabo las refinanciaciones y quitas, asimismo, será posible optar por un periodo de carencia.

Si de todas maneras, el titular continúa con dificultad para pagar la cuota,  se abre la posibilidad de entregar la vivienda con el objetivo de pagar la deuda pendiente.

Por otra parte, es necesario tener presente las alternativas impulsadas por los agentes de la propiedad inmobiliaria, una de ellas es la denominada subrogación pasiva, es decir, una vez aplicadas las medidas contempladas en el código de buenas prácticas, el banco contará con la facultad de ofrecer la vivienda y el crédito respectivo a potenciales compradores.

Compradores que se subrogan en el crédito, generando un interesante ahorro en materia de constitución de una nueva hipoteca.

Uno de los efectos principales de tal medida –propugnada por los agentes de la propiedad inmobiliaria- es la reactivación del mercado.

Fuente: cincodias.com

Artículos relacionados

Hipotecas cada vez más caras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *